Compartir Insight en:

En la conferencia mundial de 2015 de Google se anunció una nueva capacidad que el desarrollador Axel Russel y el diseñador Frances Berriman bautizaron como aplicaciones web progresivas — PWA por sus siglas en inglés —  dicha capacidad promueve una serie de ventajas, que en sus palabras, “llegarán a ser un cambio radical en el entendimiento y el uso de herramientas para construir mejores experiencias en multiples dispositivos y contextos en un solo código base”. 

Pero el pionero de hablar de esta aproximación, fue en realidad Steve Jobs, quien en Junio del 2007, anunció una nueva forma de desarrollo en móviles, que entonces, permitiría a los desarrolladores aprovechar todo el motor de Safari para construir aplicaciones confiables y seguras que se ejecutarían en un servidor y que se renderizarían en los dispositivos sin SDK (Software Development Kit). 

Lo que Jobs planteó en ese momento, se desvió meses después, resultado del lanzamiento del SDK de Apple y la posterior monetización de la tienda de aplicaciones de Apple — Appstore — que terminó siendo un negocio de miles de millones de dólares. 

Hoy, luego de 5 años del anuncio de Google acerca de esta nueva forma de desarrollar para móviles, se evidencia que la adopción no ha sido tan alta como se esperaba, lo que hace pensar qué es algo que requiere aún un poco más de tiempo para poder contar con el avance necesario para sacar provecho a este modelo. 

Las ventajas de las PWAs, son por sobre todo atractivas, por su capacidad de explotar la experiencia por encima del modelo tradicional de construcción de aplicación móvil, hibrido y web que, de una forma concreta, para el caso de las PWA consiste en la creación de aplicaciones que permiten mantener en un solo sitio, sin pestañas abiertas que lleven a distintos lugares,  la ubiquidad y la interacción. Pero cabe destacar, que esta es la apuesta que hace Google como nuevo paradigma de construcción de aplicaciones web. 

No obstante al día de hoy, varias organizaciones han adoptado PWA con buenos resultados, lo que hace pensar que la balanza se inclinará en el mediano plazo, sobre todo por los beneficios que revisaremos en un momento. 

Analicemos entonces, algunos casos de compañías que han venido adoptando esta aproximación para analizar además, alguno de los resultados que han generado: 

Ante este escenario de adopción y decisión, trataré de explicar algunos criterios para poder tomar decisiones frente a esta tecnología para aquellos que consideren evaluar el camino de implementar una solución PWA.

Personalización 

El beneficio de tener una solución que permita en línea conocer y entregar información de primera mano a tus clientes, es un buen camino en el caso que se prefiera remover mucho de la fricción del lado del cliente.  La entrega de contenidos y el aumento en el tiempo de permanencia, resultado de dicha personalización, es uno de los factores claves para pensar en PWA como opción. 

Sincronización de esfuerzos de implementación 

Uno de los dolores más grandes de las compañías es poder coordinar las acciones entre planes de implementación, cuando se tienen esfuerzos onmicanales separados, ya que en muchos casos se cuenta con equipos de desarrollo (células, clusters, pods, etc.) que están atendiendo sistemas operativos distintos. Es común encontrar el equipo de IOS (con Swift p.ej.), el de Android (con ReactNative por citar uno) y el equipo de Web en esfuerzos separados lanzando un mismo producto, lo que hace complejo de coordinar los lanzamientos y los avances de un solo producto que por definición es omnicanal, pero que no está siendo construido de esta forma.

Reducción de costos de inversión 

Si se contrastan los esfuerzos y la coordinación de las acciones con la adopción y el timming, el desarrollo nativo termina siendo ineficiente si se considera el costo en tiempo invertido, esfuerzos y recursos, más allá de las ventajas que puedan tener las aplicaciones nativas. El desarrollo de las PWAs es muy rentable, tanto desde el punto de vista financiero como en el reducido time to market.

Velocidad 

Todos queremos partir y lanzar un producto digital que tenga una buena experiencia y promocione correctamente nuestros productos o servicios. Por otra parte, todos queremos o creemos que la mejor opción es un APP, porque nos acostumbramos a ver éxitos de negocio que giran entorno a esto. Hasta aquí de acuerdo, pero cuando se evalúa el monto y las inversiones requeridas se compromete todo. Para partir de cero, las PWAs son siempre una muy buena alternativa. Luego se podrá evaluar si se pivotea hacía algo nativo o no. 

Capacidades 

Los desarrollos PWA se descartan cuando se piensa en las capacidades, pero hoy en día con una PWA puedes tener experiencia offline, notificaciones, instalación en escritorio, aprovechar capacidades nativas desde el dispositivo  — activación de cámara, huella, almacenamiento y caché, etc. —  y si se piensa en Android con cerca del 88% del mercado móvil mundial, hay soporte primitivo para PWA. Por tanto PWA puede terminar siendo una muy buena alternativa. 

Desinstalaciones 

Para terminar la tasa de desinstalación de aplicaciones por parte de los usuarios se ha disparado durante los últimos 4 o 5 años. Especialmente en 2020 se ven incrementos en la tasa de aplicaciones que los usuarios al dejar de ocupar sacan de su dispositivo por varias razones, entre las que antes estaba, la optimización de espacio, hoy en día es más por desuso principalmente. 

El navegador es el nuevo sistema operativo 

¿Hace cuánto tiempo que no usa una aplicación instalada en su computadora? Bueno, el navegador es hoy el nuevo SO, y esto se está transfiriendo a los dispositivos. Es cuestión de tiempo para mantener la unicidad en las experiencias. 

Las PWAs son una gran alternativa

Para cerrar el tema, creo que las PWAs son una buena alternativa. En Modyo optamos por la construcción de micro frontends y la implementación de un manifiesto que ocupa el service worker para que nuestros clientes puedan sacar provecho a esta decisión, sin que esto signifique renunciar a un desarrollo nativo. Eso sí, creemos que la opción más oportuna, es esta dadas la realidad que de cara a un futuro cercano, será cada vez más común a medida que sigamos avanzando a pasos agigantados con esta digitalización y uso web.